Gangrena de Fournier

¿Qué es?

La gangrena de Fournier es una infección bacteriana de la piel que afecta a la región de los genitales y el periné que sería la zona que va entre el ano y el escroto en los varones y la vulva en las mujeres. Es una enfermedad poco frecuente pero cuyo pronóstico puede ser letal.

Causas

La gangrena de Fournier suele deberse a una infección mixta que está causada por bacterias aeróbicas y anaeróbicas que están en la zona del periné, la uretra y el área del ano. Normalmente, dichas bacterias entrar aprovechando alguna pequeña herida en la zona y avanzan muy rápido teniendo un alto poder de destrucción. Los hombres son más propensos a sufrir esta enfermedad y también parece predisponer el alcoholismo, la diabetes, la obesidad, trastornos inmunológicos o enfermedades de la sangre como la leucemia.

Gangrena de Fournier: Síntomas

Inicialmente, los síntomas de la gangrena de Fournier pueden ser una simple inflamación de la zona con hinchazón, enrojecimiento, calor, dolor, fiebre... Pero estas lesiones rápidamente se extienden por todo el perineo y pueden incluso llegar hasta la pared abdominal. Cuando la enfermedad avanza, suele producirse una crepitación en dichos tejidos por la gangrena (putrefacción de los tejidos), desprender un olor a podrido debido al tejido muerto y un dolor que va en aumento.

Gangrena de Fournier: Diagnóstico

Para diagnosticar la gangrena de Fournier hace falta un detallado examen físico y un análisis de sanguíneo además del examen microscópico de una muestra (biopsia) que puede confirmar el causante de la infección. Además hay una serie de pruebas de imagen que pueden ser útiles para ver la extensión de la enfermedad, entre las que serán de más utilidad la ecografía y un estudio de tomografía (TAC) o una resonancia (RMN).

Gangrena de Fournier: Tratamiento

Debido a que puede ser una patología mortal, la gangrena de Fournier necesita un tratamiento precoz en el que hará falta antibióticos intravenosos y manejo en quirófano para desbridar (extirpar) todo el tejido necrótico (muerto) a causa de la infección. Según el avance y la profundidad de la infección incluso será necesario realizar una colostomía (quitar una parte del colon) o una orquiectomía (quitar el testículo).

Gangrena de Fournier: Prevención

Mantener un estilo de vida saludable parece clave para prevenir la gangrena de Fournier. Una correcta higiene, perder peso, cuidar los niveles de glucosa en sangre pueden ser útiles para prevenir su aparición, ya que parece demostrado que su presencia suele ser consecuencia de la dejadez o malos hábitos en las personas.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR