Fractura por estrés: Tratamiento

Tratamiento

El tratamiento de una fractura por estrés comienza con el reposo, puesto que hay que dejar de hacer la actividad que ha causado dicha fisura. Ponernos frío en la zona aliviará el dolor, además del uso de un calzado protector. Según la localización y tamaño de la fractura hará falta poner escayola o una bota para fracturas. Se aconseja también usar muletas para descargar el estrés de la pierna.

El tiempo aproximado de curación de estas fracturas por estrés oscila en torno a las 6-8 semanas.

En ocasiones, nada de lo anterior será posible y el tratamiento definitivo se hará en quirófano para hacer una corrección interna.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR