Fractura por estrés: Causas

Causas

Las fracturas por estrés se producen por la ejecución repetitiva de una fuerza que desencadena un sobreuso de ese hueso, sobre el que se hace una fisura delgada que condiciona la rotura. El riesgo también de sufrir estas fracturas se produce cuando se comienza con una nueva actividad, como una rutina de ejercicios, lo que puede causar estrés en los huesos involucrados que necesitan adaptarse a las nuevas exigencias.

Existen ciertas situaciones que predisponen a que se desarrollen fracturas por estrés:

- Ejercicios mal ejecutados.

- Cambios en la superficie sobre la que se entrena.

- Repetir actividades y deportes de alto impacto.

- Usar un calzado inadecuado.

- Sufrir osteoporosis o tener bajos niveles de vitamina D.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR