Fractura de la apófisis odontoides

¿Qué es?

La fractura de la apófisis odontoides es la rotura de la parte superior sobresaliente también llamada ‘diente’ de la segunda vértebra cervical de la columna C2 o axis.

Es una fractura que representa entre 10 y 15 de cada 100 fracturas cervicales

Causas

La causa principal de la fractura de la apófisis odontoides son los accidentes de tráfico. El mecanismo de la lesión es una hiperexensión o una flexión brusca del cuello que produce que la primera vértebra cervical (C1 o atlas) se desplace sobre la segunda (C2 o axis) y al forzar ese desplazamiento de forma intensa y rápida fracture la apófisis odontoides. También puede ocurrir el mismo mecanismo en accidentes laborales, deportes de impacto o de riesgo, etc.

Fractura de la apófisis odontoides: Síntomas

El síntoma principal de la fractura de la apófisis odontoides es el dolor intenso en la región posterior del cuello e imposibilidad de movimiento por rigidez del cuello En ocasiones pueden presentare alteraciones en la fuerza o sensibilidad de los brazos, si hay compresión de raíces nerviosas cervicales. En los casos graves también se puede producir una tetraplegia, es decir, paralización del movimiento de las cuatro extremidades, o incluso la muerte de la persona.

Fractura de la apófisis odontoides: Diagnóstico

El diagnóstico de la fractura de la apófisis odontoides se realiza en base a la historia clínica con el antecedente del traumatismo causante de la lesión y la exploración física. Entre las pruebas complementarias caben destacar la radiografía cervical, que se realiza con una proyección transbucal, es decir, en posición de frete con la boca abierta, para que se visualice mejor esta parte de la segunda vértebra cervical que queda en línea con la abertura de la boca. La tomografía axial computarizada (TAC) permite obtener una imagen más exacta y con precisión.

Fractura de la apófisis odontoides: Tratamiento

El tratamiento de la fractura de la apófisis odontoides es casi siempre la cirugía para reparar la lesión, fijar los fragmentos rotos. Existen diferentes técnicas quirúrgicas que se pueden aplicar, por ejemplo: cerlcaje posterior de las dos vértebras cervicales, fijación posterior de las dos vértebras cervicales con un tornillo, estabilizar con placas, fijación interna con tornillos. También se puede plantear un tratamiento conservador, es decir, sin cirugía, usando las técnicas de tracción y fijación externa para mantener estabilizada y alineada la parte rota de la vértebra y permitir que la fractura se consolide y suelde por sí misma durante unas 12-14 semanas. Esta técnica requiere una vigilancia muy cuidadosa y también supone ciertos riesgos. Posteriormente, cuando la fractura esté resuelta, tanto por cirugía como por tratamiento conservador, la persona deberá realizar ejercicios de fisioterapia para reforzar y fortalecer la musculatura cervical.

Fractura de la apófisis odontoides: Prevención

La prevención de la fractura de la apófisis odontoides es principalmente la prevención de cualquier accidente de tráfico, laboral, deportivo o del tipo que sea. Siempre se deben extremar las medidas de precaución ante cualquier tipo de actividad que implique un riesgo potencial.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR