Fractura de huesos largos: ¿Qué es?

¿Qué es?

Los huesos largos son huesos duros y densos que brindan resistencia, estructura y movilidad. Los huesos largos tienen una diáfisis y dos extremos (epífisis). Algunos huesos en los dedos de las manos se clasifican como huesos largos, aunque sean cortos.

Ejemplos de huesos largos:

  • Fémur
  • Húmero
  • Tibia
  • Peroné

Según el tipo de fractura se pueden distinguir:

  • Fractura abierta/cerrada: en función de si el hueso está expuesto.
  • Fractura conminuta: varios fragmentos óseos.
  • Fractura desplazada o no: en función de si están los huesos en su sitio o desviados.

Las fracturas de huesos largos pueden suceder a cualquier edad, pero son más frecuentes en personas mayores de 65 años y también en mujeres, porque tienen una menor masa ósea.

En las fracturas que se relacionan con en el desgaste excesivo del hueso (osteoporosis grave), a veces ocurre antes la rotura que la caída, es decir, el hueso se rompe solo y entonces la persona se cae porque el hueso roto no sujeta bien el peso. Aunque en el momento es complicado saber qué ha sucedido antes o después, algunas personas notan un crujido en la cadera, señal de que se ha roto el hueso.

También existen las fracturas patológicas que son secundarias a metástasis óseas.  

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!