Fiebre tifoidea: Síntomas

Síntomas

La fiebre tifoidea va evolucionando según el tiempo del contagio. Existe un período de incubación de aproximadamente 2 semanas en el que puede haber un estado de malestar generalizado con fiebre, dolor de cabeza, manchas en la piel, úlceras en el paladar, diarrea, inflamación del hígado y el bazo. La enfermedad va evolucionando y se liberan toxinas a partir de la quinta semana y aparecen síntomas más graves que pueden ser mortales, como hemorragias, perforación intestinal o incluso shock.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!