Fiebre tifoidea: Prevención

Prevención

Para prevenir la fiebre tifoidea será esencial el saneamiento y la higiene. Hay que manipular los alimentos siguiendo una serie de medidas de lavado de manos, utensilios y maquinaria. Además, se aconseja un aislamiento y extremar las medidas de higiene. Existen vacunas que se reservan, sobre todo, para viajeros que van a zonas con altas tasas de infección por fiebre tifoidea.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!