Fiebre tifoidea: Diagnóstico

Diagnóstico

El diagnóstico de la fiebre tifoidea pasa por demostrar la presencia de la bacteria Salmonella typhi en un cultivo de sangre. También se recomienda un cultivo de heces y un estudio analítico, donde los leucocitos estarán elevados y las plaquetas descendidas.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!