Fiebre Q

¿Qué es?

La fiebre Q es una enfermedad propia de animales que puede contagiar a personas (zoonosis) que se debe a la infección de la bacteria Coxiella burnetti que puede pasar a nosotros a través de la leche, la orina o las heces.

Lo habitual es que pasados 20 días de la exposición con la bacteria den la cara los síntomas que pueden ser desde leves a graves, existiendo algún caso de muerte por fiebre Q.

Causas

La fiebre Q está provocada por la infección de una bacteria, la Coxiella burnetti que suele infectar a mamíferos, aves, reptiles y artrópodos que termina infectando a seres humanos. Es muy frecuente que los seres humanos contraigan esta bacteria a través de las garrapatas. Generalmente las personas adquirimos la fiebre Q tras inhalar pequeñas gotitas contaminadas que son expulsadas por los animales que están infectados por la bacteria. Las personas más vulnerables a desarrollar la enfermedad serían aquellas con un sistema inmunológico débil (como personas que toman corticoides, o medicación tras un transplante o un cáncer o ciertas enfermedades como el VIH), las que tienen problemas en las válvulas del corazón o personas que por su profesión (granjeros, veterinarios, empleados de laboratorio o en contacto con el ganado bovino y lácteos) tienen más probabilidad de entrar en contacto con la bacteria.

Fiebre Q: Síntomas

La fiebre Q suele manifestarse como fiebre elevada, tos seca, dolor de cabeza, dolores musculares, de garganta, nauseas, vómitos, intenso dolor abdominal y torácico… Es habitual que la fiebre se mantenga 1-2 semanas y puede afectar a los pulmones como una neumonía o al hígado. En torno al 50% de las personas que se infectan por la bacteria Coxiella burnetti terminan presentando la enfermedad También hay personas que terminan desarollando un síndrome de fatiga crónica tras curarse de la fiebre Q

Fiebre Q: Diagnóstico

El diagnóstico de la fiebre Q se realiza mediante un análisis sanguíneo donde en una serología se visualizan anticuerpos frente a la bacteria Coxiella burnetti.

Fiebre Q: Tratamiento

El tratamiento de la fiebre Q se realiza con antibióticos. La doxiciclina es el antibiótico que se recomienda para tratar la fiebre Q. Además del antibiótico tendremos que dar fármacos que alivien los síntomas habituales de esta enfermedad y evitar así la aparición de complicaciones.

Fiebre Q: Prevención

A través de la vacunación de los animales se han conseguido disminuir los casos de contagio. Hay que tomar medidas de higiénico-sanitarias para evitar la propagación de la bacteria en el parto de estos animales. Las personas que están especialmente expuestas y en riesgo de contagio (como por ejemplo granjeros y veterinarios) deben tener cuidado al desechar los productos animales, realizar una correcta y cuidadosa desinfección de las áreas contaminadas y lavarse muy bien las manos.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR