Fibromialgia: Diagnóstico

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza generalmente haciendo un cuestionario al paciente para saber el historial y los síntomas que presenta. Durante la exploración al paciente, el médico realiza una serie de puntos denominados de presión.

En los pacientes de fibromialgia suelen detectarse alrededor de unos 18 puntos que al presionarlos causan dolor. Estos puntos se reparten en diferentes zonas musculares del cuerpo como el cuello, los codos, las rodillas y la pelvis.

A pesar de que los resultados de las pruebas de laboratorio no sirven para diagnosticar si una persona tiene o no fibromialgia, sí sirven para descartar que el paciente tenga otras patologías como el lupus o la artrosis reumatoide, que a menudo pueden confundirse con la fibromialgia.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR