Eyaculación precoz

¿Qué es?

La eyaculación precoz es la disfunción sexual que afecta a los hombres de forma más frecuente. Se trata de la expulsión repentina e incontrolada de semen antes del momento deseado, antes de un minuto desde la penetración en el coito y algunas veces antes de iniciar la penetración.

Afecta a 30 de cada 100 hombres, pero al menos el 70% han tenido algún episodio en su vida.

Causas

Las causas principales de eyaculación precoz son:
  • Ansiedad, estrés, nerviosismo
  • Miedos diversos, como a no cumplir con la expectativas sexuales, o a que la pareja femenina se quede embarazada.
  • Relaciones sexuales poco frecuentes
  • Enfermedades psiquiátricas como depresión, trastorno bipolar, estrés postraumático
  • Enfermedades neurológicas: esclerosis medular, neuropatías, neurosífilis…
  • Trastornos hormonales del tiroides o las glándulas suprarrenales (también se suma la disfunción eréctil)
  • Alcoholismo y tabaquismo.
  • Consumo de drogas como marihuana, cocaína
  • Fármacos como diuréticos, antihipertensivos, digoxina
  • Prostatitis crónica
  • Infecciones urinarias

Eyaculación precoz: Síntomas

En la eyaculación precoz el hombre percibe que no tiene capacidad de controlar la expulsión del semen antes del primer minuto de la penetración durante una relación sexual. Puede ocurrir de forma esporádica o en todas las relaciones sexuales. Se acompaña de insatisfacción sexual, ansiedad, estés emocional, sentimientos de culpabilidad, baja autoestima. Incluso la persona que sufre de eyaculación precoz puede llegar a evitar el acto sexual.

Eyaculación precoz: Diagnóstico

El diagnóstico de la eyaculación precoz es de tipo clínico, es decir se basa en los síntomas que explica la persona y en su historia clínica. En la consulta se pueden utilizar algunos cuestionarios para definir y medir el grado de eyaculación precoz. También se solicitan pruebas complementarias como análisis de los niveles hormonales y descartar posibles enfermedades que justifiquen los síntomas.

Eyaculación precoz: Tratamiento

El tratamiento de la eyaculación precoz depende de cada persona, de la gravedad del caso y del nivel de afectación en la vida diaria de la persona que lo padece. Hay distintas herramientas terapéuticas, la inicial y más habitual es la terapia psicológica individual y en pareja. Los medicamentos se utilizan en casos que con la terapia psicológica no se logren los resultados deseados, por ejemplo, antidepresivos y otros. También son de utilidad las técnicas de relajación y algunos métodos como interrumpir la estimulación durante unos segundos antes de llegar al orgasmo, o comprimir suavemente el extremo del pene unos segundos cuando se está a punto de eyacular.

Eyaculación precoz: Prevención

Para prevenir la eyaculación precoz pueden ser de utilidad algunas recomendaciones:
  • Evitar los factores de riesgo cardiovascular, el alcohol, el tabaco y las drogas.
  • Practicar algún ejercicio físico moderado con regularidad
  • Seguir una dieta sana y equilibrada
  • Comenzar la relación sexual sin presiones o expectativas difíciles de alcanzar.
  • Mantener una buena comunicación con la pareja.
  • Realizar cambios de ritmo durante el coito.
  • Dedicar tiempo a las relaciones y juegos preliminares.
  • Detectar problemas emocionales y de estrés, ansiedad o depresión y consultarlos con el médico especialista.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR