Exantema fijo medicamentoso: Diagnóstico

Diagnóstico

El diagnóstico del exantema fijo medicamentoso (EFM) es fundamentalmente clínico, es decir, se basa en la historia clínica con el antecedente de ingesta o administración de un determinado fármaco o medicamento; y también de la exploración física con la descripción de la lesión o lesiones en la piel. Muchas veces resulta muy difícil encontrar exactamente la sustancia que ha producido esta enfermedad.

Las pruebas complementarias que se pueden requerir son: biopsia cutánea, exposición a la sustancia sospechosa con parches cutáneos o pruebas e contacto, análisis de sangre… Pero ninguna es exacta para definir el diagnóstico por sí misma, es decir, es fundamental conocer la relación entre la aparición del trastorno y el medicamento utilizado.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR