Estrabismo

¿Qué es?

El estrabismo es la pérdida de paralelismo de los ojos. Sucede cuando uno de los músculos funciona con menos fuerza que en el otro ojo y se produce una desviación de este en el área de acción del músculo que tiene mayor potencia.



Causas

Las causas del estrabismo son variadas, aunque se puede decir que las más comunes son:
  • Las que derivan de defectos de refracción. En altos hipermétropes, por ejemplo, el esfuerzo constante que tienen que hacer los niños o los adultos jóvenes para enfocar una hipermetropía que no está corregida acaba originando, por puro esfuerzo de enfoque, un estrabismo habitualmente hacia dentro (convergente).
  • Causas traumáticas.
  • Las derivadas de procesos intercerebrales o del tronco cerebral, que es donde están los nervios que mueven los músculos oculares. Como las de tipo tumorales o accidentes vasculares o cerebrales que puedan originar la parálisis de un nervio determinado de los que mueven los músculos oculares.

Estrabismo: Prevención

El estrabismo no se puede prevenir ya que es debido a un problema en la comunicación entre el cerebro y los músculos oculares.

Estrabismo: Síntomas

Los síntomas del estrabismo más frecuentes son:
  • Pérdida de paralelismo en los ojos.
  • Ambliopía (ojo vago).
  • Pérdida de visión binocular.
  • Pérdida de visión tridimensional.
  • Pérdidas de visión estereoscópica.
  • Visión duplicada.
En algunos casos el estrabismo origina posiciones anormales de la cabeza para compensar esa desviación, suelen ser más frecuentes los verticales, que se originan como consecuencia del mal funcionamiento de los músculos oblicuos y provocan posiciones de tortícolis y contracturas de cuello.

Estrabismo: Tratamiento

El tratamiento del estrabismo depende de las circunstancias o causas que lo hayan provocado, también puede depender de si aparece en la niñez o en la edad adulta, estos son los pasos a seguir en cada caso:
  • Si el estrabismo aparece repentinamente, como consecuencia de algún trauma o enfermedad provocando visión duplicada
Inicialmente se da una oportunidad a una posible recuperación espontánea usando tratamientos vitamínicos. Si al cabo de 6 meses no mejora, hay que plantearse una cirugía de los músculos o, si el ángulo de desviación es pequeño, se puede valorar la colocación de prismas en las gafas para conseguir que la imagen caiga en el centro de la mácula en los dos ojos. También se puede recurrir al llevar el ojo tapado o a intervenciones rápidas, sobre todo en adultos, mediante tratamientos con toxina botulínica o cirugías precoces.
  • Estrabismo en niños 
En niños el tratamiento inicial es la corrección mediante cristales correctores de su defecto de refracción. Con ello se puede comprobar si el estrabismo del niño es acomodativo puro (si se corrige al poner las gafas) o si es parcialmente acomodativo (sigue desviando con gafas), en estos casos se recurre a tratamientos quirúrgicos para que con gafas mantenga el ojo centrado y, si la desviación con gafas es muy pequeña, se requiere un control periódico pero no es necesaria cirugía hasta la edad adulta.
  • Cuando hay una gran desviación y solo se plantea solución estética
También existe una solución cosmética para estrabismos en evolución para adultos con una gran desviación en los ojos que, aunque no vayan a recuperar la agudeza visual, deciden recurrir a la cirugía para centrar el ojo.
  • Si origina posiciones anormales de la cabeza
Para aquellos casos en los que el estrabismo origine posiciones anormales de la cabeza se requieren cirugías precoces para evitar las contracturas en el cuello y así colocar los ojos en la posición primaria de la mirada, por lo que los músculos del cuello permanecerán rectos.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR