Estenosis esofágica benigna

¿Qué es?

La estenosis esofágica benigna es un estrechamiento del esófago y que provoca dificultades para tragar. Benigna significa que no se trata de un cáncer maligno del esófago.

Causas

Las causas de la estenosis esofágica benigna pueden ser:
  • Reflujo gastroesofágico
  • Esofagitis eosinofílica.
  • Lesiones causadas por un tubo de endoscopia.
  • Uso prolongado de una sonda nasogástrica (tubo que pasa a través de la nariz hasta el estómago).
  • Ingerir de forma accidental sustancias que dañan el esófago, por ejemplo, detergentes, lejía, pilas de botón o ácido de batería.
  • Cicatrices después del tratamiento por varices esofágicas.

Estenosis esofágica benigna: Síntomas

Los síntomas de la estenosis esofágica benigna pueden incluir:
  • Dificultad para tragar
  • Dolor al tragar o detrás del esternón
  • Pérdida de peso sin otra causa aparente
  • Vómitos o regurgitación de los alimentos

Estenosis esofágica benigna: Diagnóstico

El diagnóstico de la estenosis esofágica benigna se realiza por la historia clínica y la exploración física. Además se necesitan las pruebas complementarias como:
  • Esofagografía: una radiografía del tórax que se hace después de tomar una papilla con un contraste radiológico que permita ver el lugar de la estrechez del esófago.
  • Endoscopia digestiva alta: introducir el tubo de endoscopia desde la boca o la nariz para localizar el lugar donde queda impedido el paso dentro  del esófago. También es posible tomar una muestra de biopsia.

Estenosis esofágica benigna: Tratamiento

El tratamiento de la estenosis endoscópica benigna puede consistir en:
  • Dilatar o ensanchar el esófago. Es el tratamiento principal para la estenosis que se realiza con ayuda de una endoscopia especial con un globo en el extremo que se llama dilatador.
  • En ocasiones puede ser necesario repetir este procedimiento en más de una ocasión.
  • Medicamentos que impiden la secreción de ácido dentro del estómago, como los llamados de tipo inhibidores de la bomba de protones, por ejemplo omeprazol.
  • La cirugía se reserva para los casos más complicados que no se resuelven de otro modo.

Estenosis esofágica benigna: Prevención

La prevención de la estenosis esofágica benigna se basa en:
  • Tomar medidas de seguridad para evitar la ingerir cualquier sustancias que provoque un daño en el esófago.
  • Mantener cualquier producto químico peligroso fuera del alcance de los niños.
  • Acudir al médico si se sienten molestias relacionadas con un reflujo gastroesofágico para poder tratarlo a tiempo.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR