Estatus epiléptico: Síntomas

Síntomas

Los síntomas del estatus epiléptico son los mismos que en las crisis epilépticas, pero con mayor tiempo de duración.

Cuando se trata de una crisis de tipo tónico-clónica generalizada con sacudidas bruscas de todo el cuerpo, se considera estatus epiléptico si estas convulsiones se prolongan durante más de 5 minutos o se producen crisis intermitentes durante más de 15 minutos sin recuperación del nivel de conciencia. Para algunos autores clásicos se considera estatus epiléptico establecido cuando la crisis se produce de forma continuada durante más de 30 minutos sin recuperar la conciencia.

Los síntomas específicos de una crisis epiléptica, y por tanto los que seguirán durante el estatus epiléptico, dependen de qué parte del cerebro esté afectada, por ejemplo:

  • Desmayo breve, seguido de un período de confusión (la persona no puede recordar un corto tiempo).
  • Cambios en el comportamiento habitual de la persona.
  • Babeo o espuma en la boca.
  • Movimientos de los ojos.
  • Gruñir y resoplar.
  • Pérdida del control de esfínteres: orinarse o defecar encima.
  • Cambio en el estado de ánimo, como ira repentina, miedo, pánico, alegría o risa inexplicables.
  • Estremecimiento de todo el cuerpo.
  • Caída repentina.
  • Sabor amargo o metálico en la boca.
  • Rechinar los dientes.
  • Detención temporal de la respiración.
  • Espasmos musculares incontrolables con fasciculaciones y movimientos espasmódicos en las extremidades.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Artículos relacionados


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR