Espondilitis anquilosante: Síntomas

Síntomas

Los síntomas de la espondilitis anquilosante corresponden a la inflamación de las articulaciones de las vértebras y de las articulaciones sacroilíacas (en la unión de la columna  con la pelvis). Esto produce dolor en la espalda, en ocasiones, de forma intermitente o en otras el dolor es severo y constante. Se ve reducida la flexibilidad de las articulaciones y en lo casos graves llegar a soldarse de forma anómala dos o más vértebras, endurecerse o reducirse la capacidad pulmonar. También pueden verse afectadas otras articulaciones como los hombros, las costillas, las caderas, las rodillas o los pies. Además, se afectan los lugares de unión de los tendones y los ligamentos con los huesos. Algunas veces la espondilitis anquilosante también causa síntomas sobre los ojos, los intestinos y de forma muy rara también al corazón y los pulmones.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR