Espondilitis anquilosante: Diagnóstico

Diagnóstico

El diagnóstico de la espondilitis anquilosante se realiza según los antecedentes, la historia clínica y la exploración física. Además, entre las pruebas complementarias serán necesarias radiografías de las articulaciones afectadas, una resonancia magnética y también análisis de sangre que incluya el estudio genético para detectar los genes implicados.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR