Escoliosis

¿Qué es?

La escoliosis es una alteración ósea en la que existe una desviación de las curvaturas fisiológicas de la columna vertebral.

Es más frecuente en las niñas o mujeres. Según la edad se puede clasificar en escoliosis infantil (menores de 3 años), juvenil (entre 4 y 10 años) y adolescente (mayores de 11 años).

Causas

La causa de la escoliosis no se conoce en la mayoría de casos, es lo que se llama escoliosis idiopática y es la más frecuente de todos los tipos de escoliosis. Hay algunos tipos de escoliosis que sí se conoce su causa. Por ejemplo: - Escoliosis congénita: ocurre una malformación en las vértebras y las costillas del feto, por lo que está presente desde el nacimiento. - Escoliosis neuromuscular: ocurre una alteración en el sistema nervioso que afecta a los músculos que sostienen y dan resistencia a las vértebras de la columna, por lo que la desviación es secundaria a estos problemas musculares. Por ejemplo en una parálisis cerebral, distrofia muscular, espina bífida o poliomielitis.

Escoliosis: Síntomas

Los síntomas de la escoliosis a veces no están presentes y se dice que la persona está asintomática. Cuando la escoliosis presenta síntomas, pueden ser variados:
  • Dolor de espalda.
  • Sensación de cansancio en la columna después de estar de pie o sentado mucho tiempo.
  • Los hombros o cadera se encuentran desnivelados, por ejemplo, un hombro puede estar más alto que el otro.
  • Se percibe la curvatura de la columna más pronunciada hacia un lado. La forma de la columna vertebral vista desde la espalda puede recordar a una letra C o S.
Las posibles complicaciones de la escoliosis pueden ser:
  • Problemas respiratorios en las escoliosis graves.
  • Lumbago y dolores de espalda de repetición.
  • Compresión de raíces nerviosas.
  • Baja autoestima.
  • Dolor crónico si hay desgaste o fractura de las vértebras.
  • Infecciones después de la cirugía.

Escoliosis: Diagnóstico

El diagnóstico de la escoliosis puede realizarse mediante la historia clínica y la exploración física. También son necesarias pruebas de imagen, como radiografías de la columna vertebral. Además, el estudio se puede complementar con una resonancia magnética de la columna y también con una medición específica de los ángulos de las desviaciones de los huesos o examen escoliométrico.

Escoliosis: Tratamiento

El tratamiento de la escoliosis depende de diversos factores como la causa de la escoliosis, cómo está localizada la desviación de la curvatura de la columna y el tamaño de esa curvatura. Además, no es lo mismo plantear el tratamiento en una persona que todavía está en período de crecimiento a plantearlo en alguien que ya es adulto con todo su proceso de osificación y crecimiento completado. En la mayoría de casos de escoliosis idiopática, es decir, de causa desconocida, no es preciso un tratamiento específico, sino que es suficiente con un control médico de forma regular para valorar la evolución y tomar medidas cuando sea necesario. En las etapas de crecimiento y según la gravedad de la escoliosis, puede ser necesaria la aplicación de un corsé para evitar que la curvatura desviada de la columna aumente su tamaño. Los corsés, en general, tienen mejor resultado en personas mayores de 10 años y no se indican para casos de escoliosis congénita o neuromuscular. En las situaciones de escoliosis de mayor gravedad o de empeoramiento muy rápido puede ser necesaria una cirugía, que consiste en corregir la curvatura de la columna lo máximo posible mediante varillas de acero a ambos lados de las vértebras que actúan como soporte y unos injertos óseos para que, al crecer hacia el interior del hueso, logren fusionar las vértebras y mantenerlas en posición adecuada. También es importante el papel que juega la fisioterapia para la rehabilitación y fortalecimiento de la musculatura de la columna vertebral. Además del tratamiento físico de la escoliosis, será necesario un apoyo emocional, sobre todo a los niños, adolescentes y sus familias, que pueden percibir sentimientos negativos ante el uso de corsés o tras una cirugía de estas características. Existen grupos de apoyo especializados en la escoliosis a los que se puede acudir y solicitar información.

Escoliosis: Prevención

La prevención de la escoliosis en los casos en que sea posible, se basa en la detección precoz durante la infancia. Por ejemplo con los chequeos médicos en la escuela o en las visitas médicas por otros motivos de salud.

Testimonios

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR