Esclerosis múltiple

Síntomas

Un persona con esclerosis múltiple puede sentir alguno de los siguientes síntomas: debilidad, hormigueo, poca coordinación, fatiga, problemas de equilibrio, alteraciones visuales, temblor, espasticidad o rigidez muscular, trastornos del habla, problemas intestinales o urinarios, andar inestable (ataxia), problemas en la función sexual, sensibilidad al calor, problemas de memoria, y trastornos cognitivos entre otros.

Hay que señalar que los síntomas pueden variar mucho de una persona a otra, en el sentido de que no todas tienen todos los síntomas especificados. También es normal que una misma persona pueda padecer diferentes síntomas a lo largo de su enfermedad.

Los síntomas frecuentes son los siguientes:

  • Fatiga

    Las personas con esclerosis múltiple suelen manifestar un tipo de fatiga general y debilitante que no se puede prever o es excesiva con respecto a la actividad que se realiza.
  • Trastornos visuales

    Se refiere a síntomas como visión borrosa, doble, neuritis óptica, movimientos oculares rápidos o involuntarios e incluso, aunque de una forma infrecuente, la pérdida total de visión.
  • Problemas de equilibrio y coordinación

    La pérdida de equilibrio, los temblores, la inestabilidad a caminar (ataxia) o lo vértigos y mareos son algunos de los síntomas relacionados con la falta de coordinación en personas con esclerosis múltiple. También lo son la torpeza en una de las extremidades, la debilidad, que puede afectar, en particular, a las piernas y el caminar.
  • La espasticidad

    Otro de los síntomas es la espasticidad, que causa contracciones involuntarias y rigidez.
  • Alteraciones de sensibilidad

    Se trata de síntomas como cosquilleo, entumecimiento (parestesia), o sensación de quemazón en zonas corporales, dolor muscular y otros dolores asociados con la esclerosis múltiple, como el dolor facial. Además, se puede producir también sensibilidad al calor, y ante un incremento de la temperatura, producirse un empeoramiento pasajero de los síntomas o otras sensaciones no definibles.
  • Trastornos del habla

    Son síntomas de las esclerosis múltiple trastornos relacionados con el habla, como el habla lenta, los cambios de ritmo, o la sensación de palabras arrastradas.
  • Problemas de vejiga e intestinales

    Micciones frecuentes o urgentes, vaciamiento incompleto o en momentos inadecuados, el estreñimiento o la falta de control de esfínteres, aunque éste último de un modo poco frecuente son también síntomas de la esclerosis múltiple.
  • Problemas de sexualidad e intimidad

    Se traducen en impotencia, disminución de la excitación, o en la pérdida de sensación durante las relaciones sexuales.
  • Trastornos cognitivos y emocionales

    En este caso, hablamos de problemas de memoria a corto plazo o trastornos de la concentración, discernimiento o razonamiento.

Algunos de estos síntomas, tales como la fatiga o las alteraciones cognitivas, pueden pasar inadvertidos a las personas que rodean a las personas afectadas. Además, es necesario señalar que todos estos síntomas podría corresponder a otras enfermedades. Por eso es muy importante acudir a un médico para obtener un diagnóstico adecuado.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR