Esclerosis múltiple: Prevención

Prevención

La prevención de la esclerosis múltiple no está dirigida a impedir la aparición de la enfermedad sino a evitar al máximo las secuelas de los brotes y los efectos secundarios de los tratamientos. Por ello es muy relevante mantener la capacidad física y movilidad del paciente, mediante diversas técnicas de rehabilitación según sus necesidades.

En general es beneficioso mantener un estilo de vida saludable, con una alimentación sana y equilibrada que contribuya a la regulación de la propia inmunidad y al bienestar global.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!