Epilepsia: Síntomas

Síntomas

El síntoma principal de la epilepsia son las convulsiones. Estas crisis o convulsiones ocurren de forma repetida, por eso no significa que por haber padecido una sola convulsión la persona ya tenga diagnóstico de epilepsia. Siempre hace falta estudiar las posibles causas

Existen diferentes tipos de convulsiones con síntomas variados. Las principales son:

  • Convulsiones tónico-clónicas generalizadas, o epilepsia de ‘gran mal’: afecta a todo el cerebro. Ocurren convulsiones generalizadas durante las cuales los músculos en el cuerpo se ponen rígidos y tensos y a continuación se agitan y contraen en forma de sacudidas incontroladas, dando lugar a una convulsión tónico-clónica. En este tipo de convulsión la persona, normalmente, pierde el conocimiento y también puede apretar la mandíbula, morderse la lengua o no controlar los esfínteres y orinarse encima.
  • Crisis de ausencias o epilepsia de ‘pequeño mal’: también afecta a todo el cerebro y dura unos pocos segundos. Durante la crisis la persona desconecta del entorno, deja de hablar y moverse, no reconoce el medio y puede tener pequeños movimientos musculares.
  • Convulsiones parciales  o focales: son crisis que afectan a una parte del cerebro. Los síntomas son variables dependiendo del lugar del cerebro donde se inicia la convulsión. Pueden ocurrir cambios en las emociones y sentidos (alucinaciones, hormigueo, entumecimiento, cambios en la vista, gusto, olfato, tacto o audición). También puede presentarse con contracciones musculares (mover la cabeza de manera inusual, sacudir un brazo o una pierna de forma involuntaria). Además, se puede combinar con una crisis de ausencia, junto con movimientos repetitivos inusuales (mover la boca o los labios, masticar o tragar o hacer movimientos con las manos).

El aura es una alteración que pueden experimentar algunas personas antes de que se inicie la convulsión o crisis propiamente dicha. Hay diferentes formas de auras, que pueden ser desde mareos, cambios emocionales, alucinaciones, percepciones olfatorias alteradas (oler algo que no existe) o táctiles (hormigueo o entumecimiento).

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR