Enfermedades psicosomáticas

¿Qué es?

Las enfermedades psicosomáticas son un trastorno en el que una persona presenta síntomas físicos pero que no pueden ser explicados por una enfermedad física (orgánica). Estos síntomas provocan gran malestar en diversos ámbitos de su vida cotidiana. En términos técnicos se trata de un proceso de origen psíquico que influye en lo somático o perteneciente al cuerpo.

Casi 12 de cada 100 personas que viven en Europa sufre molestias de tipo psicosomático. Se considera que 1 de cada 4 personas que consultan al médico de atención primaria presentan algún tipo de enfermedad psicosomática.

Causas

Las causas de las enfermedades psicosomáticas no están del todo definidas. Se considera que estados mentales como la depresión, la ansiedad y el estrés provocan un aumento de los impulsos nerviosos que son factores que contribuyen a los síntomas físicos. Por ejemplo, la adrenalina, que se libera en situaciones de estrés, también puede desencadenar síntomas físicos. Muchos de los trastornos psicosomáticos se relacionan con estrés emocional. Se han considerado como situaciones generadoras de estrés algunos de estos factores ambientales: violencia física o psíquica, sobrecarga de estímulos, desempleo, vivencias desagradables en el trabajo, ruido ambiental, tránsito, desastres en la naturaleza…

Enfermedades psicosomáticas: Síntomas

Los síntomas de enfermedades psicosomáticas más frecuentes por los que se consulta son:
  • Dolor de espalda
  • Mareos y vértigos
  • Dolor en las piernas o brazos
  • Dolor en las articulaciones
  • Molestias en el estómago
  • Dificultad al respirar
  • Palpitaciones, pulso acelerado (taquicardia)
  • Dolor en el pecho
  • Náuseas
  • Temblores
  • Sequedad de boca
  • Sudoración
  • Fatiga
  • Síntomas neurológicos

Enfermedades psicosomáticas: Diagnóstico

El diagnóstico de las enfermedades psicosomáticas es difícil porque los síntomas pueden llevar a confusión. En los manuales de diagnóstico de psiquiatría (llamados DSM-IV o CIE-10) se indican una serie de criterios para el diagnóstico de los trastornos de somatización. En resumen son:
  • Historia de múltiples síntomas físicos, que empieza en la juventud y continúa varios años. Esto provoca a la persona buscar atención médica en varias ocasiones y además un deterioro importante social, laboral, o en otras áreas su actividad diaria.
  • Aparición de los síntomas siguientes en cualquier momento:
    • 4 síntomas de dolor en diferentes partes del cuerpo: cabeza, abdomen, dorso, articulaciones, extremidades, tórax, recto, durante la menstruación, el acto sexual, o la micción…
    • 2 síntomas del aparato digestivo: náuseas, vómitos, distensión abdominal, intolerancia a alimentos…
    • 1 síntoma sexual o del aparato reproductor: disminución del deseo sexual, disfunción eréctil, menstruaciones irregulares, reglas excesivas…
    • 1 síntoma parecido a una alteración neurológica, sin ser realmente ninguna lesión del sistema nervioso: alteración de la coordinación o del equilibrio, parálisis, debilidad muscular, dificultad para tratar, sensación de nudo en la garganta, afonía, retención de orina, alucinaciones, pérdida de la sensibilidad, visión doble, sordera, convulsiones…
  • Después de las pruebas complementarias oportunas ningún síntoma puede explicarse por una enfermedad médica conocida o por el efecto de una sustancia como un fármaco o una droga. También puede suceder que sí exista una enfermedad médica, pero en ese caso, los síntomas y el deterioro social o laboral son excesivos comparados con lo que cabría esperar según a historia clínica, la exploración física o las pruebas de laboratorio o imagen.
  • Ninguno de estos síntomas se producen de forma intencionada o simulada.

Enfermedades psicosomáticas: Tratamiento

El tratamiento de las enfermedades psicosomáticas pretende mejorar la calidad de vida de la persona que las sufre y ayudar a entender de dónde provienen todas las molestias físicas, paráis intentar cambiar lo que las provoca. Hay diferentes enfoques de psicoterapia, por ejemplo:
  • Psicoterapia de apoyo
  • Psicoterapia dinámica orientada a la introspección
  • Terapia de grupo
  • Terapia familiar
  • Terapia cognitivo-conductual
  • Hipnosis
  • Ejercicios de relajación
También se deben valorar los trastornos emocionales asociados o desencadenantes y tratarlos de forma adecuada. De igual modo el tratamiento sintomático de forma puntual se puede valorar, con el objetivo de mejorar la calidad de vida y siempre que no implique  más perjuicio que beneficio para la salud.

Enfermedades psicosomáticas: Prevención

La prevención de las enfermedades psicosomáticas se relaciona con una buena gestión del estrés y de las emociones, practicar técnicas e relajación, tener un descanso reparador, rodearse de relaciones sociales, familiares y laborales positivas, administrar el tiempo entre ocio y trabajo, obtener apoyo con otras personas y llevar en estilo de vida saludable en general, con una alimentación equilibrada y actividad física regular.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR