Enfermedad pulmonar obstructiva crónica: Prevención

Prevención

La mejor prevención de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica es no fumar o dejar de hacerlo, y también evitar el humo del tabaco de forma pasiva.

También es adecuado limitar la exposición a otras sustancias que pueden irritar los pulmones con el tiempo, por ejemplo, la contaminación del aire, productos químicos y polvo.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!