Enfermedad inflamatoria pélvica: Prevención

Prevención

La prevención de la enfermedad inflamatoria pélvica se basa a su vez en la prevención de las infecciones de transmisión sexual:

  • Limitar el número de parejas sexuales y tener un comportamiento sexual seguro.
  • Uso del preservativo y otros métodos de barrera que impidan el paso de secreciones contagiosas en cualquier tipo de relación sexual vaginal, anal, oral y también en el intercambio de juguetes sexuales.
  • Evitar tener relaciones sexuales bajo los efectos del alcohol o las drogas ya que éstos reducen la percepción de riesgo y el uso adecuado de los métodos barrera.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!