Enfermedad inflamatoria pélvica: Prevención

Prevención

La prevención de la enfermedad inflamatoria pélvica se basa a su vez en la prevención de las infecciones de transmisión sexual:

  • Limitar el número de parejas sexuales y tener un comportamiento sexual seguro.
  • Uso del preservativo y otros métodos de barrera que impidan el paso de secreciones contagiosas en cualquier tipo de relación sexual vaginal, anal, oral y también en el intercambio de juguetes sexuales.
  • Evitar tener relaciones sexuales bajo los efectos del alcohol o las drogas ya que éstos reducen la percepción de riesgo y el uso adecuado de los métodos barrera.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR