Enfermedad estreptocócica del grupo A

¿Qué es?

La enfermedad estreptocócica invasiva del grupo A es una infección grave e incluso mortal, que se produce por la infección con el Streptoccus del grupo A, poniendo en riesgo la vida de estas personas.

Causas

La enfermedad estreptocócica invasiva del grupo A se produce por el contagio por contacto directo con secreciones nasales o de la garganta de personas infectadas con lesiones cutáneas infectadas, que permiten a la bacteria introducirse en los tejidos. En estos casos, estas bacterias invaden la sangre, el cuerpo, los músculos y órganos y estructuras internas que ponen en riesgo real la vida de estas personas.

Enfermedad estreptocócica del grupo A: Síntomas

La enfermedad estreptocócica invasiva del grupo A suele manifestarse de dos formas, ambas de mal pronóstico. 1. Fascitis necrotizante, donde se infecta el tejido graso y muscular. 2. Síndrome de shock tóxico estreptocócico, que evoluciona rápidamente con hipotensión y shock por la afectación de órganos, como los riñones, el hígado o los pulmones. En todo caso, la enfermedad estreptocócica invasiva del grupo A suele comenzar con fiebre, dolor, signos infecciosos en la herida donde entró la bacteria y malestar generalizado.

Enfermedad estreptocócica del grupo A: Diagnóstico

Para el diagnóstico de la enfermedad estreptocócica invasiva del grupo A será necesario una estrecha vigilancia de estas personas y realizar una serie de estudios, como el cultivo de la sangre, donde se confirme la presencia del Streptoccus del grupo A.

Enfermedad estreptocócica del grupo A: Tratamiento

Un tratamiento precoz de la enfermedad estreptocócica invasiva del grupo A puede mejorar las tasas de supervivencia. Hará falta una cobertura antibiótica correcta y un ingreso en una unidad de cuidados intensivos, debido a las más que probables complicaciones que se produzcan. En ciertos casos, hará falta una resolución quirúrgica de dichas lesiones en la piel para intentar eliminar el foco.

Enfermedad estreptocócica del grupo A: Prevención

La enfermedad estreptocócica invasiva del grupo A puede intentar prevenirse disminuyendo la probabilidad de entrar en contacto con esta bacteria. Para ello, tenemos que seguir una serie de medidas, como un buen lavado de manos, sobre todo, tras toser o estornudar. También será clave mantener limpia cualquier herida ya que la infección suele entrar por esta vía. Hay que vigilar las heridas en busca de posibles síntomas de infección, como coloración roja, inflamación, dolor o supuración. En episodios de dolor de garganta y si se confirma un test de strectococos positivo, se deberá realizar un correcto tratamiento para intentar prevenir el posible riesgo de propagación de esta bacteria.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR