Enfermedad de Savant

¿Qué es?

El síndrome de Savant, también conocido como síndrome del Sabio es muy común en las personas que sufren algún tipo de autismo aunque se relaciona especialmente con el síndrome de Asperger. Es un síndrome poco común que consiste en la inteligencia marcada de ciertos individuos que por lo general tienen un antecedente de traumatismo craneoencefálico y que posterior a ellos y pese a alguna secuela van a presentar habilidades cognitivas extraordinarias desempeñadas en un área específica que puede ir desde las artes, la música, la pintura y escultura hasta los cálculos matemáticos y las habilidades matemáticas, mecánicas y físicas.

Este síndrome fue descrito por primera vez en el año de 1789 por Benjamín Rush, al documentar el caso de un paciente con la capacidad de calcular la edad de las personas en tan solo segundos. A partir de ese momento el fenómeno Savant ha fascinado a los científicos dedicados al estudio del cerebro, aunque aún no se haya podido dar una explicación satisfactoria del síndrome. Lo único que han establecido los científicos hasta ahora es una asociación entre el síndrome y el daño cerebral que se presenta en pacientes con demencia frontotemporal progresiva, lo cual hace que  desarrollen habilidades artísticas sorprendentes, pero no habilidades abstractas o simbólicas.

Causas

La causas del síndrome de Savant no están claras, pero se cree que existe relación con el enorme desarrollo del hemisferio derecho, el cual se ocupa del área más creativa de las personas. Sin embargo hoy día es un síndrome con muy poca presencia, de hecho, se estima que en el mundo podría haber alrededor de un centenar de personas con el síndrome de Savant.

Enfermedad de Savant: Síntomas

En general, las habilidades más usuales de los Savant se centran en 4 categorías principales:
  • Arte (música, pintura y escultura): se caracterizan por ser grandes intérpretes musicales (especialmente al piano) pintores y escultores. Suelen tener habilidades innatas para comprender e interpretar la música.
  • Cálculo de fechas: algunos Savant pueden memorizar calendarios enteros y recordar datos específicos referentes a cada uno de esos días.
  • Cálculo matemático: capacidad para realizar complejos cálculos matemáticos de forma instantánea y con enorme precisión. Por ejemplo, calcular números primos, decimales de pi o realizar divisiones con 100 decimales, todo ello, por supuesto, mentalmente.
  • Habilidades mecánicas y espaciales: capacidad para medir distancias casi exactas sin instrumental alguno, construcción de maquetas altamente detalladas, memorización de mapas y direcciones, etc.
Además de estas habilidades existen otras más inusuales y en general más particulares del individuo, como facilidad para el aprendizaje de múltiples idiomas, fuerte agudización de los sentidos, perfecta apreciación del paso del tiempo sin necesidad de relojes, etc

Enfermedad de Savant: Tratamiento

El tratamiento en el Síndrome de Savant es semejante al empleado en el síndrome de Asperger, puesto que son afecciones que van a involucrar la parte social por carencia de sentido afectivo. En la gran mayoría de los casos se debe hacer énfasis en fomentar la interacción social entre estos pacientes.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR