Enfermedad de Paget de la mama

¿Qué es?

La enfermedad de Paget de la mama es un tipo de cáncer que afecta a la piel del pezón y de a areola mamaria. La mayoría de las personas con enfermedad de Paget de la mama también presentan un cáncer de mama en el mismo pecho, que puede ser un carcinoma ductal in situ o un cáncer más extendido.

El nombre de esta enfermedad se debe al médico británico que la describió en el siglo XIX, Sir James Paget, que observó una relación entre algunos cambios de la piel del pezón y el cáncer de mama. También se llama enfermedad de Paget del pezón. No se debe confundir con otras enfermedades de Paget en diferentes localizaciones, por ejemplo, en los huesos.

La enfermedad de Paget de la mama se puede presentar tanto en mujeres como en hombres, pero la mayoría de los casos ocurren en mujeres. Representa entre 1 y 4 de cada 100 casos de cáncer de mama. Puede ocurrir a cualquier edad, pero la edad promedio está alrededor de los 55 años.

Causas

La causa de la enfermedad de Paget no es conocida completamente. La teoría más aceptada es que las células cancerosas de un cáncer que se origina en el interior de la glàndula mamaria viajan por los conductos de leche hasta el pezón y la areola. Esto explicaría por qué la enfermedad de Paget de la mama y el cáncer de mama se diagnostican juntos casi siempre. Otra teoría es que las células en el pezón o en la areola se vuelven cancerosas por sí solas. Esto explicaría por qué algunas personas que padecen la enfermedad de Paget de la mama, no padecen simultáneamente un cácer de mama, sino que se presentan de manera independiente. En cualquier caso, las células cancerosas que originan la enfermedad de Paget de la mama se conocen como células de Paget y son características de esta enfermedad. Son células que se encuentran en la capa superficial (epidermis) de la piel del pezón y de la areola. Tienen una apariencia grande y redonda cuando se observan al microscopio.

Enfermedad de Paget de la mama: Prevención

No se conoce una medida de prevención de la enfermedad de Paget de la mama.

Enfermedad de Paget de la mama: Síntomas

Los síntomas de la enfermedad de Paget de la mama pueden ser:
  • Sensación de picazón o cosquilleo en el pezón o en la areola
  • Pezón y/o areola enrojecidos
  • Piel alrededor del pezón con descamaciones, costras que no curan o apariencia de estar más engrosada
  • Pezón aplanado cuando antes no lo estaba
  • Secreción del pezón que puede ser amarilla o sanguinolenta
Estos síntomas a veces se pueden confundir con otras enfermedades benignas de la piel como dermatitis o eczema.

Enfermedad de Paget de la mama: Tratamiento

El tratamiento de la enfermedad de Paget de la mama depende de las características del tumor, de su extensión o de si además existe un cáncer de mama. Pueden realizarse alguna de estas opciones, o combinación entre varias:
  • Extirpación completa del pecho (mastectomía), con o sin extirpación de los ganglios linfáticos de la axila del mismo lado.
  • Cirugía conservadora el pecho, con extirpación únicamente del pezón y la areola.
  • Radioterapia
  • Quimioterapia
  • Terapia hormonal
Según el tipo de operación quirúrgica realizada se puede posteriormente plantear una cirugía de reconstrucción del pecho.

Enfermedad de Paget de la mama: Diagnóstico

El diagnóstico de la enfermedad de Paget de la mama no siempre es fácil debido a que los primeros síntomas de la enfermedad se pueden confundir con otras afecciones benignas de la piel de más frecuente aparición. Esto genera que en ocasiones el diagnóstico correcto de la enfermedad de Paget de la mama se pueda retrasar cierto tiempo. Es necesario realizar un examen físico completo del pecho para comprobar si hay bultos u otros cambios que se puedan palpar. Una biopsia del pezón permite el diagnóstico definitivo de la enfermedad de Paget de la mama. Existen varios tipos de biopsia del pezón. También se pueden solicitar otras pruebas para conocer la extensión de la enfermedad y el estadío tumoral, así como la presencia de un cáncer de mama simultáneo. Estas pruebas pueden incluir: una mamografía, una ecografía, una tomografía axial computarizada o una resonancia magnética.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR