Enfermedad de Ménière: Síntomas

Síntomas

Los ataques o episodios de la enfermedad de Ménière a menudo comienzan sin aviso. Pueden ocurrir diariamente o solamente de vez en cuando. La gravedad de cada episodio puede variar.

La enfermedad de Ménière generalmente tiene cuatro síntomas principales:

  • Hipoacusia (pérdida de la audición) variable. La pérdida de la audición a menudo sucede sólo en uno de los oídos, pero puede afectar a ambos. La audición tiende a recuperarse entre ataques, pero empeora con el tiempo. La audición de baja frecuencia se pierde primero.
  • Presión en el oído
  • Zumbido o retumbo en el oído afectado, llamado tinnitus o acúfenos.
  • Vértigo o mareo intenso (que impide a quien lo padece estar de pie o sentarse) acompañados de náuseas, vómitos y sudoración. Los síntomas empeoran con el movimiento repentino.

Otros síntomas incluyen: diarrea, dolores de cabeza, dolor o molestia en el abdomen, movimientos incontrolables del ojo (nistagmo)…

Los pacientes con enfermedad de Ménière pueden presentar a lo largo de su evolución crisis otolíticas de Tumarkin o drop attacks que consisten en la repentina caída brusca al suelo por pérdida de la fuerza muscular, sin síntomas previos ni pérdida de consciencia, de segundos de duración. Los pacientes tienen la sensación de “ser empujados o tirados al suelo”.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR