Enfermedad de Ménière: Prevención

Prevención

La enfermedad de Ménière no se puede curar, pero se puede aprender a vivir con la enfermedad y se pueden realizar algunos procesos para reducir al mínimo los efectos de esta enfermedad:

  • Reducir el estrés es importante para muchos pacientes con la enfermedad de Ménière, ya que se cree que el estrés emocional propicia los ataques. Hacer ejercicio y mantenerse en forma en la medida de lo posible al sufrir mareos es importante para reducir el estrés.
  • Debido al aumento de la presión del líquido en el oído interno, la mayoría de los pacientes se benefician de la reducción del consumo de sal. 
  • Algunas personas indican que la cafeína, el chocolate y el alcohol empeoran sus síntomas y los evitan o limitan en su dieta. Dejar de fumar también puede ayudar a disminuir los síntomas.
  • Terapia cognitiva. La terapia cognitiva es un tipo de psicoterapia (terapia de diálogo) que ayuda a las personas a darse cuenta de cómo interpretan y reaccionan ante las experiencias de vida. Algunas personas encuentran que la terapia cognitiva les ayuda a enfrentar mejor la naturaleza inesperada de los ataques y les reduce la ansiedad sobre futuros ataques.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!