Enfermedad de Ménière: Prevención

Prevención

La enfermedad de Ménière no se puede curar, pero se puede aprender a vivir con la enfermedad y se pueden realizar algunos procesos para reducir al mínimo los efectos de esta enfermedad:

  • Reducir el estrés es importante para muchos pacientes con la enfermedad de Ménière, ya que se cree que el estrés emocional propicia los ataques. Hacer ejercicio y mantenerse en forma en la medida de lo posible al sufrir mareos es importante para reducir el estrés.
  • Debido al aumento de la presión del líquido en el oído interno, la mayoría de los pacientes se benefician de la reducción del consumo de sal. 
  • Algunas personas indican que la cafeína, el chocolate y el alcohol empeoran sus síntomas y los evitan o limitan en su dieta. Dejar de fumar también puede ayudar a disminuir los síntomas.
  • Terapia cognitiva. La terapia cognitiva es un tipo de psicoterapia (terapia de diálogo) que ayuda a las personas a darse cuenta de cómo interpretan y reaccionan ante las experiencias de vida. Algunas personas encuentran que la terapia cognitiva les ayuda a enfrentar mejor la naturaleza inesperada de los ataques y les reduce la ansiedad sobre futuros ataques.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR