Enfermedad de Kawasaki: Diagnóstico

Diagnóstico

No hay una prueba específica para diagnosticar la enfermedad de Kawasaki. Por lo tanto, al diagnóstico se llega si se cumple una serie de criterios clínicos y que aparezcan, al menos, cuatro de los siguientes 5 síntomas:

- Cambios en extremidades.

- Exantema polimorfo.

- Ojos enrojecidos.

- Cambios en labios y mucosa oral.

- Adenopatías cervicales.

Para el diagnóstico y con la finalidad, sobre todo, de descartar otra patología o posibles complicaciones, como el aneurisma, se puede realizar una analítica, un electro y una ecocardiografía.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!