Enfermedad de Crohn: Causas

Causas

Se desconoce las causas de la enfermedad inflamatoria intestinal y su  explicación está basada en teorías. La enfermedad de Crohn puede estar debida a una combinación de factores genéticos, autoinmunitarios, ambientales e infecciosos. Cualquiera de estos factores puede dar inicio al proceso inflamatorio que junto con una alteración inmunitaria cronifica  la inflamación.

Hay una serie de factores de riesgo que parece están relacionados con la aparición de la enfermedad:

Edad: ya se han comentado los rangos de edad en los que parece que hay más susceptibilidad de presentar la enfermedad inflamaría intestinal: de 15 a 35 años y de 60 a 70 años.

Sexo: parece que hay un ligero predominio del sexo femenino en la enfermedad de Crohn. Esta predominancia femenina, sobre todo en la última etapa de la adolescencia o inicios de la edad adulta sugiere que haya factores hormonales que  puedan jugar un papel en la aparición de la enfermedad. La colitis ulcerosa, por el contrario, es algo más frecuente en el sexo masculino.

Raza y etnia: tanto la enfermedad de Crohn como la colitis ulcerosa son más frecuentes en judíos, y la incidencia es más  baja en negros e hispanos que en los blancos. También puede sumarse un factor ambiental y factores de estilo de vida.

Susceptibilidad genética: entre un 10 a un 25% de las personas con enfermedad inflamatoria intestinal tienen un paciente de primer grado que también la tiene. Esta susceptibilidad es  especialmente clara en la enfermedad de Crohn.

Tabaquismo: la nicotina y diferentes sustancias del tabaco pueden alterar negativamente la respuesta inmune de la mucosa intestinal, el tono de la musculatura lisa y la permeabilidad intestinal. Hay una clara correlación entre el tabaco y la enfermedad de Crohn, ya que los fumadores actuales o pasados presentan con más frecuencia la enfermedad en relación a las personas que no han fumado nunca.  

Dieta: se cree que antígenos de ciertos alimentos son los desencadenantes de una respuesta inmunológicaque conduce al desarrollo de la enfermedad inflamatoria intestinal. En especial, se piensa que la dieta “occidental” (procesada, frita y azucarada) se asocia que un incremento del riesgo de enfermedad de Crohn. En especial, se han documentado una relación con la ingesta de: leche de vaca  (hipersensibilidad a las proteínas), azúcar refinada, grasas totales, ácidos  grasos poliinsaturados, etc…

Por el contrario, las dietas ricas en fibra, en especial de la fruta, se relaciona con una reducción del riesgo de desarrollar enfermedad de Crohn.

Infecciones: ciertos microorganismos pueden aumentar el riesgo de padecer enfermedad de Crohn: Mycobacterium paratuberculosis, paramyxovirus.

 

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR