Enfermedad de Addison: Diagnóstico

Diagnóstico

El diagnóstico de la enfermedad de Addison se plantea a partir de la historia clínica y la exploración física con las manifestaciones que el paciente refiere y son observadas. Además, el médico solicita pruebas complementarias para definir y confirmar la enfermedad. Por ejemplo: análisis de sangre, radiografía y tomografía axial computarizada de abdomen.

En el análisis de sangre se ponen de manifiesto algunas alteraciones relacionadas con la enfermedad de Addison:

  • Aumento de los niveles de potasio en sangre.
  • Niveles de cortisol, de sodio y pH bajos en sangre.
  • Presión arterial baja, especialmente cuando ocurren cambios posturales (al levantarse después de estar sentado o tumbado).
  • Niveles normales de las hormonas sexuales.
  • Aumento de los glóbulos blancos de tipo eosinófilos.

En ocasiones, los síntomas se pueden manifestar de forma aguda y brusca en lo que se denomina una crisis addisoniana o crisis suprarrenal.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!