Enfermedad Arterial Periférica: Tratamiento

Tratamiento

El tratamiento de la enfermedad vascular periférica tiene varias facetas. La primera es la modificación de los hábitos de estilo de vida que eviten los factores de riesgo vascular.

En segundo lugar los medicamentos y por último la cirugía u otros procedimientos médicos para desobstruir los vasos sanguíneos.

  • Modificar hábitos de estilo de vida: abandonar el tabaco, lograr un control óptimo de la diabetes, la hipertensión y el colesterol elevado, tener una alimentación saludable, bajar de peso, realizar algún tipo de actividad física en función de las capacidades. Aunque el dolor aparece precisamente durante el ejercicio, se ha comprobado que un programa de ejercicios personalizado y acorde con las propias capacidades de la persona, puede favorecer una mejor tolerancia a la actividad física de forma progresiva.
  • Medicamentos: algunos de los fármacos que se emplean en el tratamiento de la claudicación intermitente permiten ayudar a reducir el dolor en las piernas con el ejercicio. Además previenen la formación de coágulos sanguíneos que puedan impactar en el corazón o el cerebro y causar una complicación grave de tromboembolismo. También la medicación permite controlar la presión arterial y el colesterol y azúcar en la sangre.
  • Procedimientos quirúrgicos: pueden ser la angioplastia (desobstruir las arterias mediante la introducción de un catéter en el interior del vaso y aplicación de un balón diminuto o de una malla cilíndrica que abran el paso de la sangre. También puede ser necesaria una cirugía de by-pass que permita derivar el paso de sangre por otra arteria que logre superar el tramo obstruido.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR