Endocarditis: Prevención

Prevención

La prevención de la endocarditis es muy importante sobretodo para aquellas personas con mayor riesgo. La Asociación Estadounidense de Cardiología (American Heart Association) recomienda administrar antibióticos de forma preventiva para las personas en riesgo de endocarditis infecciosa, como aquellas con:

  • Ciertas malformaciones cardíacas congénitas
  • Trasplantes de corazón y enfermedades de válvulas cardíacas
  • Válvulas cardíacas artificiales (prótesis)
  • Antecedentes previos de endocarditis infecciosa

Los procedimientos en los que estas personas con mayor riesgo deben recibir antibióticos son:

  • Procedimientos dentales que probablemente les causen sangrado
  • Procedimientos que se realicen en las vías respiratorias (por ejemplo fibrobroncoscopia…), el aparato urinario (por ejemplo sondaje urinario…) o el aparato digestivo (por ejemplo endoscopias), etcétera
  • Procedimientos en el tratamiento de infecciones de la piel y de tejidos blandos
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!