Encefalitis por déficit de vitamina B1

¿Qué es?

La encefalitis por déficit de vitamina B1 también se conoce como el síndrome de Wernicke-Korsakoff. Se trata de un trastorno cerebral que, como su nombre indica, se debe a la deficiencia de la vitamina B1 o tiamina en el tejido del cerebro.

Causas

La causa de la encefalitis por déficit de vitamina B1 puede ser el alcoholismo o un problema de mala absorción de nutrientes debido a una enfermedad digestiva crónica o una cirugía de reducción de estómago (bariátrica). También puede ocurrir de forma paralela a algunos cánceres que se han diseminado (metástasis), insuficiencia cardíaca que requiere tratamiento con diurético durante largo plazo, diálisis o a alteraciones del tiroides como la tirotoxicosis.

Encefalitis por déficit de vitamina B1: Síntomas

En la encefalitis por déficit de vitamina B1 o síndrome de Wernicke-Korsakoff ocurren dos fases con sus dos nombres propios:
  • La encefalopatía de Wernicke causa daño cerebral en partes bajas del cerebro, que son el tálamo y el hipotálamo. Sus síntomas son:
    • Confusión y pérdida de la actividad mental. Puede progresar hacia el coma e incluso la muerte.
    • Pérdida de coordinación muscular (ataxia) que puede causar temblor en las piernas.
    • Cambios en la visión como movimientos oculares anormales (nistagmo), visión doble, caída de los párpados....
    • Puede suceden en el transcurso de una abstinencia alcohólica de una persona que padece alcoholismo crónico.
  • La psicosis de Korsakoff sucede por el daño permanente a zonas del cerebro involucradas con la memoria. Sus síntomas son:
    • Incapacidad para formar nuevos recuerdos.
    • Pérdida de la memoria grave.
    • Inventar historias (fabulación).
    • Ver o escuchar cosas que realmente no existen (alucinaciones).
El síndrome o psicosis de Korsakoff tiende a desarrollarse a medida que desaparecen los síntomas del síndrome de Wernicke.

Encefalitis por déficit de vitamina B1: Diagnóstico

El diagnóstico de la encefalitis por déficit de vitamina B1 se debe realizar en base a la historia clínica y la exploración física, incluido el examen neurológico completo. Además, se pueden solicitar pruebas complementarias: análisis de sangre y orina, que incluyan los niveles en sangre de la vitamina B1 y resonancia magnética nuclear. También se deben incluir los estudios de las posibles causas de enfermedades subyacentes.

Encefalitis por déficit de vitamina B1: Tratamiento

El tratamiento de la encefalitis por déficit de vitamina B1 consiste en la administración de la vitamina B1 o tiamina para suplir su carencia. Según cada caso y gravedad se puede suministrar por vía oral, inyección intramuscular o infusión intravenosa. También es importante tratar los síntomas o alteraciones en el organismo que estén provocando el déficit, mientras se restablece la normalidad. Es fundamental el tratamiento de la causa, si es conocida, por ejemplo abandonar el consumo de alcohol de forma controlada médicamente. 

Encefalitis por déficit de vitamina B1: Prevención

La prevención de la encefalitis por déficit de vitamina B1 consiste en evitar las posibles causas que la desencadenen. Una de las causas más frecuentes es el alcoholismo, por tanto, la prevención se debe dirigir a evitar el consumo de alcohol, sobre todo, prevenir el inicio del consumo en las edades jóvenes. La alimentación saludable y equilibrada que contenga suficiente proporción de vitamina B1 también es una recomendación adecuada para la prevención.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR