Edema agudo de pulmón

¿Qué es?

El edema agudo de pulmón se define como la claudicación aguda del ventrículo izquierdo que hace que se acumule líquido a nivel pulmonar. Sería un fracaso agudo que suele asentarse sobre una situación previa de insuficiencia cardíaca. Es una patología grave que pone en peligro la vida de quien lo sufre.

Causas

El edema agudo de pulmón puede deberse a un cuadro de instauración aguda o a una descompensación de una insuficiencia cardíaca crónica que hace que aumente la presión pulmonar, terminando por encharcase. En ocasiones, una arritmia o un proceso infeccioso respiratorio pueden desencadenar su aparición.

Edema agudo de pulmón: Síntomas

El edema agudo de pulmón suele manifestarse de manera brusca y tiene tendencia a hacerlo por las noches en pacientes tumbados. Comienza con tos, aumento de la frecuencia respiratoria y pitos respiratorios. Se produce dificultad respiratoria y necesidad de oxígeno externo. Debido a la falta de oxígeno, el organismo empieza a generar ácido láctico y la persona entra en acidosis metabólica. Estos pacientes, además de la importante dificultad respiratoria, suelen presentar: - Hipotensión. - Descenso de la producción de orina. - hipoperfusión periférica. - Trastornos neurológicos. En casos de que no se corrija la situación, la persona empezará a tener una respiración paradójica debido a la falta de oxígeno en el centro del cerebro que regula este mecanismo, y terminará haciendo pausas de apnea.

Edema agudo de pulmón: Diagnóstico

El edema agudo de pulmón es una situación de emergencia que necesita un diagnóstico y manejo rápido. En la auscultación se notarán estertores crepitantes. Una radiografía de tórax muestra derrame, aumento de la silueta cardíaca y un patrón algodonoso que es el reflejo de la presencia de agua en los pulmones. Al estudio de la radiografía hay que añadir una analítica, una gasometría, un electrocardiograma y se aconseja, también, la realización de una ecocardiografía.

Edema agudo de pulmón: Tratamiento

El tratamiento del edema agudo de pulmón tiene que tener tres objetivos:
  • Mejorar la ventilación con oxígeno y broncodilatadores
  • Disminuir la congestión pulmonar usando diuréticos para aumentar la eliminación de líquido, forzando la orina, y dilatar las venas para disminuir la sangre que llegue al corazón.
  • Tratar la enfermedad que ha desencadenado el proceso.
Una persona en edema agudo de pulmón tiene que ser sondada para controlar la cantidad de líquido que elimina. En función de si la persona tiene o no hipotensión, el tratamiento variará ya que pueden necesitar fármacos como la nitroglicerona o algunas drogas vasoactivas en función de la evolución.

Edema agudo de pulmón: Prevención

La aparición del edema agudo de pulmón suele producirse en personas con insuficiencia cardíaca previa, de modo que se necesita tomar correctamente el tratamiento para que no se descompensen, además de seguir una dieta baja en sal y grasas, sin abusar de la ingesta de líquidos. Sería aconsejable que las personas con insuficiencia cardíaca que noten más asfixia de lo habitual consulten con su médico, debido a que después de auscultarle crea conveniente tomar más dosis de diurético para intentar disminuir la congestión de los pulmones.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR