Distrofia Corneal

¿Qué es?

La distrofia corneal es un tipo de trastorno ocular de tipo genético poco frecuente.

Existen más de 20 tipos de distrofias corneales según la parte de la córnea que está afectada. Todos tienen en común la acumulación de un material anómalo en la córnea, lo cual le hace perder transparencia y por lo tanto capacidad visual.

Las distrofias corneales afectan a ambos ojos, progresan lentamente y son hereditarias.

La córnea es la parte transparente en forma de cúpula en la parte anterior del ojo, que cubre   el iris y la pupila del ojo. Está compuesta por cinco capas.:

  • Epitelio: es la capa protectora más exterior de la córnea
  • Membrana de Bowman: es la segunda capa protectora y fuerte
  • Estroma: es la capa más gruesa de la córnea que se compone de agua, fibras de colágeno y otros tejidos conectivos que aportan flexibilidad, resistencia y transparencia.
  • Membrana de Descemet: es una capa interna delgada y fuerte que también actúa como protección
  • Endotelio: es la capa más interna compuesta de células que bombean el exceso de agua hacia afuera de la córnea.

Según la capa de la córnea afectada, las distrofias cornealse se clasifican en tres grupos:

  • Distrofias corneales anteriores o superficiales: afectan las capas más externas de la córnea: el epitelio y la membrana de Bowman. La más frecuente de este grupo es la distrofia de Cogan.
  • Distrofias corneales estromales: afectan el estroma, la capa media más gruesa de la córnea.
  • Distrofias corneales posteriores: afectan las partes más internas de la córnea: el endotelio y la membrana de Descemet. La más frecuente de este grupo es la distrofia de Fuchs.

Causas

La causa de la distrofia corneal es una alteración genética concreta y distinta según el tipo de distrofia. Esta alteración genética se transite de forma hereditaria. Esta mutación genética es la responsable de que se produzca una acumulación de material extraño en una o más de las cinco capas de la córnea. Este material acumulado de forma anormal puede causar la pérdida de transparencia de la córnea, y eso implica una pérdida de visión o visión borrosa. Las distrofias corneales pueden aparecer a cualquier edad, y afectan tanto a hombres como  a mujeres.

Distrofia Corneal: Síntomas

Los síntomas de la distrofia corneal dependen del tipo concreto de distrofia. Algunas personas no presentan síntomas. En otros casos el material acumulado en la córnea produce que ésta pierda su transparencia y se transforme en opaca. Cuando la córnea está opaca, la persona presenta visión borrosa o pérdida de visión. En muchos casos la persona con distrofia corneal experimentan una erosión de la córnea, es decir, que en el epitelio, o capa más externa de la córnea, se produce un fallo de fijación a la capa siguiente y se desprende, dejando una parte de la córnea incompleta. Una erosión corneal produce dolor en los ojos de diferente intensidad, también sensibilidad a la luz (fotofobia) y sensación de tener un objeto extraño dentro el ojo aunque no haya ninguno.

Distrofia Corneal: Diagnóstico

En el diagnóstico de una distrofia corneal, es necesario conocer los antecedentes familiares de enfermedades oculares. El oftalmólogo realiza un examen completo de la visión y de los ojos. Para la exploración física se utiliza una lámpara especial llamada lámpara de hendidura que permite examinar la parte anterior del ojo incluida la córnea. En algunos casos, es necesario hacer un estudio genético para diagnosticar el tipo de distrofia.

Distrofia Corneal: Tratamiento

El tratamiento de la distrofia corneal depende de la gravedad de los síntomas y del tipo de distrofia. En caso de que la persona no presente ningún síntoma el oftalmólogo puede indicar un seguimiento controlado de los ojos para valorar si la enfermedad está progresando o no. En otros casos, puede ser necesario tratar con colirios específicos (gotas) o pomadas para los ojos También existe la posibilidad de tratamientos con rayo láser para desprender la parte opaca de la córnea. Cuando se produce una erosión corneal se trata con antibióticos o pomada oculares, gotas lubricantes, o lentes de contacto blandas que son especiales para proteger la córnea. En los casos más severos puede ser necesario un trasplante de córnea (llamado queratoplastia).

Distrofia Corneal: Prevención

No se conoce una forma de prevención de la distrofia corneal.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR