Disfunción eréctil: Prevención

Prevención

La prevención de la disfunción eréctil no siempre es posible, pero puede resultar de gran utilidad el control de las posibles causas que producen esta disfunción. Por ejemplo:

- Control de los factores de riesgo cardiovascular.

- Evitar el estrés.

- Tener expectativas realistas acerca de la sexualidad.

- Mantener unos buenos hábitos de vida saludable.

- Llevar un adecuado control de las enfermedades crónicas.

No obstante, es de suma importancia reconocer y no negar el inicio de los síntomas de disfunción eréctil para consultar de forma precoz con un médico, y no dejar pasar de largo el problema, sino abordarlo con la mayor naturalidad posible.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!