Disección aórtica: Síntomas

Síntomas

El síntoma principal de una disección aórtica es el dolor.

El dolor suele tener estas características:

  • Se describe como fuerte, agudo, punzante, desgarrador.
  • Puede recordar en intensidad al de un infarto de miocardio, o a veces confundirse.
  • Se siente por debajo del esternón y se irradia a la espalda o debajo de los omoplatos.
  • Puede irradiarse a los hombros, el cuello, los brazos, la mandíbula, el abdomen y las caderas.
  • Cambia de posición a medida que la disección aórtica empeora, por ejemplo desplazándose hacia los brazos y piernas.

Los síntomas derivados de la disminución del flujo sanguíneo hacia el resto del cuerpo son:

  • Mareos o desmayos
  • Sudoración profusa, con la piel fría y húmeda
  • Piel pálida
  • Náuseas y vómitos
  • Pulso débil y rápido
  • Dificultad para respirar al estar acostado (ortopnea)

Otros síntomas que pueden aparecer: ansiedad y sensación de muerte, dolor en el abdomen, dificultades para deglutir por presión sobre el esófago, síntomas de un accidente cerebrovascular como complicación.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!