Difteria: Síntomas

Síntomas

La infección por difteria se localiza de forma más frecuente en la nariz y la garganta, provocando síntomas que pueden confundirse con un catarro o unas anginas.

Existe un periodo de incubación de entre 2 y 7 días, desde que la persona se contagia hasta que manifiesta lo síntomas de enfermedad.

En la garganta la infección produce una placa de pus (exudado faríngeo) de color grisáceo y de consistencia semidura o  fibrosa (pseudomembrana), que puede causar molestias al tragar o al respirar, en casos más graves.

Los síntomas más comunes son:

  • Fiebre.
  • Escalofríos.
  • Dolor de garganta, sobre todo al tragar.
  • Voz roca y tos perruna.
  • Inflamación de los ganglios del cuello.
  • Secreción nasal acuosa (rinorrea) o a veces con sangre (epistaxis).
  • Fiebre y malestar general.
  • Dificultad respiratoria con sonidos de estridor.

En algunos casos menos frecuentes la bacteria infecta en primer lugar a la piel causando lesiones cutáneas.

También puede no presentar ningún síntoma y pasar desapercibida por completo.

Durante la infección, la bacteria produce por sí misma unas toxinas que se diseminan a través de la sangre hacia otros órganos vitales como el corazón o el cerebro.

Las posibles complicaciones son:

  • Miocariditis (inflamación del músculo del corazón).
  • Parálisis temporal, por afectación del sistema nervioso.
  • Afectación renal.
  • Respuesta de tipo alérgico
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR