Derrame cerebral: Causas

Causas

Más que causas, lo que hay que identificar son los factores de riesgo del derrame cerebral, sobre todo aquellos que son prevenibles y que podemos controlar. En concreto, es necesario trabajar para cambiar aquellas cosas que pueden aumentar el riesgo de sufrir un derrame cerebral, como es el caso del colesterol alto, la hipertensión, fumar, padecer diabetes, no realizar actividad física o tener sobrepeso u obesidad. Además, el alcohol o el estrés también son factores de riesgo.

De todas formas, a la hora de sufrir un derrame cerebral también hay cuestiones que no se pueden controlar pero que tienen influencia, como la edad, el sexo, la raza, la genética, el hecho de haber sufrido un derrame cerebral previo, o padecer enfermedades cardíacas.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!