Dermatitis Herpetiforme: Diagnóstico

Diagnóstico

El diagnóstico de la dermatitis herpetiforme se hace con la combinación de los datos clínicos y analíticos. La sospecha clínica se confirma mediante la realización de una biopsia. Las serologías (anticuerpos en sangre) apoyarían el diagnóstico y además monitorizarían el cumplimiento de la dieta sin gluten.

Biopsia de piel: se observa una ampolla subepidérmica con variable cantidad de neutrófilos, eosinófilos y fibrina. Será necesario confirmar mediante inmunofluorescencia directa depósitos granulares de IgA en las papilas dérmicas.

Serologías: habitualmente están elevados los niveles de anticuerpos IgA anti transglutaminasa tisular, antitransglutaminasa epidérmica y antiendomisio. Son muy útiles para el seguimiento ya que disminuyen con la dieta sin gluten y nos permiten monitorizar el cumplimiento y la respuesta a la dieta sin gluten.

Es necesario también solicitar los niveles de Inmunoglobulina A total, ya que la presencia de déficit selectivo de IgA (que ocurre en celiacos con mayor frecuencia) podría enmascarar los resultados.

Otras pruebas: debido a la asociación con enfermedad tiroidea deben realizarse analítica de función tiroidea y anticuerpos antiperoxidasa tiroidea.

El estudio genético HLA DQ2, HLA DQ8 ayudaría al diagnóstico. Si son positivos apoya el diagnóstico y si son negativos lo hace poco probable.

Antes se indicaba la realización de biopsia intestinal, pero desde que la dermatitis herpetiforme se considera una manifestación cutánea de la enfermedad celiaca y el tratamiento de ambas enfermedades es el mismo (dieta sin gluten), la realización de la biopsia intestinal ya no está indicada.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR