Dermatitis de contacto

¿Qué es?

La dermatitis de contacto es una enfermedad de la piel en la que se produce irritación, dolor, inflamación o enrojecimiento después del contacto directo con una determinada sustancia.

Causas

Las causas de dermatitis de contacto son muy variadas porque hay multitud de sustancias que las pueden provocar y depende en parte de cada persona. Pueden agruparse en dos tipos: Dermatitis de contacto irritante:
  • Este es el tipo de dermatitis de contacto más frecuente. Puede ocurrir a cualquier persona en general.
  • La reacción sobre la piel no es una alergia, sino parece como una especie de quemadura.
  • Puede ser provocada por contacto con ácidos, materiales alcalinos como jabones y detergentes, suavizantes, disolventes u otros químicos, cemento, tintes para el cabello, plaguicidas o herbicidas, guantes de caucho, llevar los pañales húmedos mucho tiempo en los bebés o personas con incontinencia, etcétera.
Dermatitis de contacto alérgica:
  • Se produce cuando la piel contacta con una sustancia que provoca una reacción alérgica.
  • Puede ocurrir a personas con cierta predisposición alérgica. No se manifiesta la primera vez que se entra en contacto con un producto, sino que la reacción se desarrolla en las siguientes exposiciones y después de pasadas varias horas o al día siguiente.
  • Los productos que provocan este tipo de dermatitis con más frecuencia son:
  1. Adhesivos
  2. Tintes de telas o prendas de vestir
  3. Fragancias en perfumes, cosméticos, jabones y cremas.
  4. Esmalte de uñas, tintes para el cabello y soluciones para rizados permanentes
  5. Níquel y otros metales en joyas, correas de relojes, cremalleras metálicas, ganchos de sujetadores o ropa interior, botones, etcétera.
  6. Guantes o zapatos de caucho o látex
  7. Algunas plantas como: hiedra venenosa, roble venenoso, zumaque venenoso y otras plantas
  8. Bálsamo del Perú
Algunos productos causan una reacción sólo cuando la piel está expuesta a la luz solar (fotosensibilidad): lociones de afeitar, filtros solares, algunos perfumes o ungüentos que contengan sulfa, productos de alquitrán de hulla, aceite de cáscara de lima. Hay algunas pocas sustancias que producen dermatitis por contacto con la piel a través del aire que las transporta, por ejemplo, la ambrosía o insecticidas en aerosol.

Dermatitis de contacto: Síntomas

Los síntomas de la dermatitis por contacto pueden variar según la causa que la produce y el tipo dermatitis irritante o alérgica; pueden producirse de repente o aparecer tras un tiempo de exposición. También puede ocurrir que la misma persona tenga diferentes síntomas con el tiempo. Es frecuente que los síntomas de la dermatitis de contacto aparezcan en las manos, con cortes o fisuras en los dedos o palmas En general la piel puede presentar enrojecimiento, calor, descamación, hinchazón, ampollas, sarpullido, costras… A veces parece que la piel está en carne viva y otras que se vuelve más gruesa. El picor es un síntoma muy habitual en cualquier dermatitis de contacto. En la dermatitis causada por irritantes también se presenta dolor. A veces se perciben estas lesiones en la zona de la piel que ha estado en contacto con la sustancia dañina, de forma muy bien delimitada, como un parche, unas vetas o manchas.  

Dermatitis de contacto: Diagnóstico

En el diagnóstico de la dermatitis de contacto es muy importante conocer la historia clínica de los antecedentes de contacto con sustancias. La exploración física permite sospechar el diagnóstico. Se confirma con pruebas de alergia mediante unos parches sobre la piel que contienen diferentes sustancias y se valora el grado de inflamación o reacción de la piel a esas sustancias.

Dermatitis de contacto: Tratamiento

El tratamiento de la dermatitis de contacto depende de cómo se manifieste cada caso. En algunas situaciones simplemente con evitar el contacto con la sustancia que ha provocado la dermatitis puede ser suficiente. Las pomadas y cremas emolientes o humectantes ayudan a mantener la piel hidratada y que se vaya reparando por sí misma. Pueden ser necesarios medicamentos de tipo corticoesteroides, tanto de uso tópico directamente sobre la piel, como por vía oral o intramuscular en casos graves. Otros medicamentos de uso tópico pueden ser los inmunosupresores como el tacrolimus. También se pueden indicar medicamentos para combatir el picor, o antibióticos si hay una infección añadida.

Dermatitis de contacto: Prevención

La prevención de la dermatitis de contacto es importante tenerla en cuenta en los entornos laborales donde se trabaja con sustancias potencialmente tóxicas. También en el ámbito doméstico con los productos químicos de higiene y limpieza. Se trata principalmente de evitar contacto con las sustancias irritantes conocidas, y si en algún momento se ha percibido algún síntoma, tomar precauciones para el contacto posterior. Cuando se pruebe una nueva crema, perfume o loción, nunca aplicarla sobre una superficie extensa ni tampoco sobre zonas de piel muy sensible como la cara y el cuello. Es recomendable probar primero sobre una parte pequeña de las extremidades.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR