Demencia: Tratamiento

Tratamiento

El tratamiento de la demencia se debe individualizar en cada caso según el grado de afectación de la persona.

Aunque la demencia es progresiva, los distintos tratamientos pretenden hacer que avance más lentamente y mantener al máximo la autonomía de la persona y su calidad de vida.

  • Se pueden realizar ejercicios mentales específicos que ayudan a mantener las funciones cognitivas.
  • También existen medicamentos para enlentecer el avance de los síntomas, controlar los problemas de comportamiento, la confusión, etcétera, aunque los resultados son escasos.

De forma paralela, siempre se deben tratar las posibles causas orgánicas que se relacionan con la demencia, como la anemia, la insuficiencia cardíaca, la depresión, las infecciones, los trastornos nutricionales, las enfermedades del tiroides, etcétera.

En algunos casos se puede necesitar un ingreso hospitalario corto para estabilizar cualquier descompensación.

El apoyo de la familia o los cuidadores es indispensable para la atención a la persona con demencia. Se necesitará adaptar las condiciones de vida y de seguridad según las necesidades que surjan con el tiempo.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR