Demencia: Síntomas

Síntomas

Los síntomas de demencia afectan a las siguientes funciones cognitivas: la memoria, el pensamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y el juicio. No se afecta la conciencia.

Una de las primeras manifestaciones son los olvidos de repetición.

El deterioro de estas funciones mentales se suele acompañar empeoramiento del control emocional, alteraciones del comportamiento social o de la motivación. A veces son síntomas que ocurren antes del deterioro mental.

En una fase inicial ocurre un deterioro cognitivo leve que se manifiesta por:

  • Dificultad para llevar a cabo varias tareas a la vez.
  • Dificultad para resolver problemas y tomar decisiones
  • Olvidar hechos o conversaciones recientes
  • Tardar más tiempo en hacer las actividades mentales complejas

Los síntomas tempranos de demencia pueden ser:

  • Dificultad para realizar tareas que requieren pensar un poco.
  • Perderse por la calle en rutas que son habituales
  • Alteraciones del lenguaje, por ejemplo, ificultad para hablar con normalidad o decir el nombre de objetos corrientes.
  • Cambios del estado de ánimo, perder interés en cosas que antes producían disfrute y satisfacción.
  • Perder cosas
  • Cambios en el comportamiento, en la personalidad o en las habilidades sociales de trato con las personas.

Cuando la demencia empeora los síntomas pueden ser

  • Alteraciones del sueño, como despertarse con frecuencia por la noche, o cambios en los patrones de sueño.
  • Dificultades para llevar a cabo tareas cotidianas básicas como combinar la ropa, preparar comida, conducir un coche….
  • Olvidar detalles de las cosas actuales o sobre la propia historia personal.
  • Sufrir alucinaciones, delirios, comportamiento violento, agitación o depresión.
  • Dificultad para leer o escribir.
  • Falta de juicio o no saber reconocer el peligro.
  • Errores al pronunciar palabras o hablar con frases confusas.
  • Perder contacto social.

La demencia grave impide a la persona realizar las actividades básicas de la vida diaria, como comer, vestirse y asearse, reconocer a las personas de su propia familia, comprender el lenguaje, controlar las deposiciones o la orina.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!