Demencia frontotemporal

¿Qué es?

La demencia frontotemporal es una enfermedad degenerativa y progresiva que afecta a las regiones de los lóbulos frontales y temporales del cerebro que se encargan de regular la conducta, las funciones del lenguaje, entre otras.

Es la segunda causa de demencia precoz después de la enfermedad de Alzheimer.

Causas

La causa que origina la demencia frontotemporal es incierta. Las investigaciones han encontrado la presencia de cambios en la estructura de las proteínas de las células nerviosas en las áreas del cerebro afectadas. También hay ciertos genes que tienen afectada su regulación para la síntesis de determinadas proteínas. Todo el conjunto de afectación de estas proteínas genera la acumulación en las neuronas de otras proteínas defectuosas, esto produce una degeneración neural y atrofia cerebral.

Demencia frontotemporal: Síntomas

Puede iniciarse a edades muy tempranas, entre los 45 y 60 años. Los síntomas pueden ser muy variados:
  • Síntomas de alteración de la conducta: apatía, retraimiento social, agresividad, comportamiento desinhibido, incapacidad para llevar a cabo acciones que requieran una planificación o secuencia compleja.
  • Síntomas de alteración del lenguaje: dificultad en denominar o comprender las palabras pero conservando la fluidez del lenguaje (demencia semántica); dificultad en articular y pronunciar palabras y en construir frases pero sin alterar la comprensión (afasia progresiva no fluente).
  • Síntomas llamados de “liberación frontal”: reflejo anormal de contracción de los labios y el mentón al estimular los músculos de la base del dedo pulgar (reflejo palmomentoniano); reaparecen los reflejos del recién nacido como el reflejo de prensión palmar o el de búsqueda con los labios.

Demencia frontotemporal: Diagnóstico

El diagnóstico se basa en criterios clínicos como los cambios de conducta y las alteraciones del lenguaje. También se utilizan test neuropsicológicos. En las técnicas de imagen como la tomografía axial computarizada (TAC) o la resonancia magnética, se observan cambios en el tejido de los lóbulos frontal y temporal del cerebro relacionados con la atrofia cerebral, dependiendo de la fase en que se encuentre la enfermedad. En una tomografía por emisión de positrones (PET) se observa una reducción en el metabolismo de los lóbulos frontal y/o temporal. Esto permite diferenciar de la Enfermedad de Alzheimer donde los cambios suelen ser a nivel de los lóbulos parietales.

Demencia frontotemporal: Tratamiento

No se ha encontrado un tratamiento que pueda curar la demencia frontotemporal. No obstante hay alternativas tanto farmacológicas como no farmacológicas que pueden aliviar algunos síntomas y mejorar la calidad de vida tanto del paciente como de sus familiares.  El abordaje el tratamiento es multidisciplinar, es decir, con un grupo de diferentes profesionales que interaccionan entre sí. Las técnicas de estimulación cognitiva son útiles para frenar el progreso de la enfermedad. Se enfocan a mejorar la percepción, la atención, el razonamiento, la memoria, el lenguaje la orientación, etcétera mediante actividades específicas para cada paciente o en grupo.

Demencia frontotemporal: Prevención

Aunque no existe una forma de prevención definitiva de esta demencia, sí es importante su detección precoz para comenzar cuanto antes las terapias que ayudan a endentecer el progreso de la enfermedad.
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR