Crisis Tirotóxica: Tratamiento

Tratamiento

El tratamiento de la crisis tirotóxica necesitará ser consensuado y multidisciplinar donde hay que actuar en diferentes niveles. Los objetivos del tratamiento será estabilizar a estas personas, bajar la temperatura, disminuir los niveles de hormonas, corregir los efectos producidos por este aumento hormonal y eliminar el factor desencadenante.

En estos casos hay que bajar la fiebre ya sea con medidas antitérmicas como compresas, hielo o toallas húmedas, o con antipiréticos como el Paracetamol. Hay que asegurar una estabilidad y administrar oxígeno, sueroterapia, vitaminas.

En caso de que la crisis se deba a una infección (es la causa más frecuente) habrá que empezar con antibióticos.

Para tratar una crisis harán falta fármacos antitiroideos para frenar la actividad de la glándula y una serie de medicamentos para mejorar las síntomas entre los que se pueden usar betabloqueantes (propanolol) o los glucocorticoides.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!