Consumo crónico de regaliz: Síntomas

Síntomas

El consumo crónico de regaliz produce hipertensión arterial.

Los estudios constatan que las mayores cifras de tensión arterial ocurren alrededor de una o dos semanas de tomar regaliz de forma abundante.

La hipertensión es un importante factor de riesgo cardiovascular. A largo plazo una hipertensión mal controlada puede ocasionar daño renal, ocular, en el corazón y en los vasos sanguíneos, sobretodo en el cerebro. 

Otros efectos que se suman son:

  • Debido a la retención de agua y sales (sodio)
    • Aumento de peso involuntario
    • Hinchazón (edema) de la piernas o el abdomen
  • Debido al descenso del potasio en la sangre (hipopotasemia o hipokaliemia):
    • Estreñimiento
    • Sensación de latidos cardíacos o palpitaciones irregulares (arritmia)
    • Fatiga
    • Daño muscular
    • Espasmos o debilidad muscular
    • Sensación de hormigueo o de brazos y piernas entumecidos
  • Debido a la alcalosis metabólica:
    • Confusión, que si no se corrige puede progresar a estado de coma
    • Mareo
    • Náuseas, vómitos
    • Temblores de las manos
    • Entumecimiento u hormigueo en la cara o las extremidades
    • Espasmos musculares prolongados
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!