Consumo crónico de regaliz: Diagnóstico

Diagnóstico

El diagnóstico del consumo crónico de regaliz se hace fundamentalmente por la historia clínica de la ingesta de regaliz o productos que lo contengan y la exploración física que muestre hipertensión o cualquiera de los daños ocasionados por la tensión elevada sobre los órganos. Las pruebas complementarias pueden incluir analítica de sangre y orina, electrocardiograma, estudio del fondo del ojo, estudios de imagen radiológica y aquellas que el médico estime oportunas según el cuadro clínico.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!